la fabrica Vilafranca restaurant

La Fàbrica es una historia de familia

El local donde se ubica el Restaurante “La Fàbrica” atesora, desde inicios del siglo XIX, una larga tradición bajo el guiaje de la familia vilafranquina Quer, ya que allí mismo, en aquel lugar de la carretera de Sant Martí, había en funcionamiento la fabrica “La Teresita”, dedicada a la pasta y de reconocido prestigio en todas partes.

 

El actual espacio gastronómico hace homenaje a sus antecesores. De hecho, todo el establecimiento recuerda a la actividad comercial del siglo pasado.

 

Más recientemente, en el año 2001, sus fundadores, después de vivir unos años en Nueva York, volvieron al Penedès y abrieron las puertas de este espacio de comidas con reminiscencias de Japón, país de donde es descendente uno de los fundadores, Miyuki Hamano.

LA SEGUNDA GENERACIÓN EN LOS FOGONES DE LA FÀBRICA

Con el paso de los años, el Restaurante «La Fàbrica» ya lo gestiona la segunda generación, Koji Quer.

 

Él continúa consolidando con una oferta tradicional pero también diferente. Tiene un buen poso de experiencia, y es que comenzó muy temprano a moverse entre los fogones del local, además de irse a Osaka (Japón) para especializarse en la cocina materna. «Tenemos la suerte de que los padres han creído en nosotros y nos han dado mucha confianza».

 

Destacan que la suya no es una cocina tradicional: «Nosotros experimentamos constantemente; queremos ofrecer cocina japonesa, pero sin olvidar la catalana».

 

Explica que las dos cocinas tienen pocas similitudes. La de casa nuestra tiene mucho más trabajo de cocción, con productos muy diversos, «y el objetivo es combinarlas a la perfección para ofrecer dos cocinas muy diferentes, pero a la vez compatibles»